Saltar al contenido

Pro y Contras Del Tomate

Hola chico y chicas. Parece increíble que una verdura tan rica en minerales y vitaminas pueda ser mala para la salud.

Pero tienes que tener cuidado. Veamos rápidamente porqué.

Algunas personas ¿pueden presentar problemas al consumir diariamente tomate, desde reflujo gástrico hasta dolores musculares.

El licopeno es uno de los elementos principales del tomate. Y así como puede ser beneficioso para las enfermedades cardíacas en general. También Puede tener su lado negativo.

El licopeno puede ser perjudicial para distintos tipos de cáncer, como cáncer de próstata. También aquellos que tienes úlceras gástricas, o presión alta debes abstenerse de consumirlos. También ayuda a acumular grasa y puede provocar indigestión.

También tenga en cuenta que interfiere con tratamientos de quimio terapia.

Aquellas personas que tienen problemas renales deben limitar su ingesta. Ya que es rico en potasio, y esto puede empeorar la situación.

Tampoco es recomendable para personas que tienen síndrome de colon irritable. Ya que produce irritación.

Trate de evitar las salsas de tomate enlatadas ya que su contenido de sodio es excesivo.

Al tratarse de una verdura ácida, irrita las vías urinarias. Puede provocar incontinencia urinaria.

El tomate contiene histamina, este compuesto puede afectar las articulaciones, y hasta desencadenar problemas como la artritis. 

Un estudio iraní, descubrió que el tomate puede desencadenar migrañas. Las migrañas se pueden reducir simplemente haciendo cambios en la dieta.

Este informe no intenta alarmar, por el contrario. Si consumes tomates diariamente y tienes alguno de estos síntomas, prueba cambiando tu dieta.

Bueno. Gracias por ver este informe.

 

El Poder Del Tomate En La Cura De Las Várices

A medida que envejecemos, las venas pierden elasticidad y algunas de sus propiedades. Las válvulas en las venas pueden llegar a ser débiles, permitiendo que la sangre fluya hacia atrás. La sangre se acumula en las venas, y aparecen las varicosidades.

Algunas mujeres embarazadas también desarrollan venas varicosas.  Las arañas vasculares pueden ser causadas por cambios hormonales, exposición al sol, y lesiones.

Los tomates contienen vitaminas C, E y A, así como beta-caroteno, que son todos nutrientes importantes para la salud de la piel.

Los tomates contienen licopeno, y se ha demostrado que combate el cáncer y proporciona protección contra manifestaciones agudas, y es un gran protector del daño solar.

Después de ser ingerido, el licopeno se puede detectar en la piel. Esto sugiere que también puede ser absorbido por la piel si se usa tópicamente.

Cómo utilizar tomates para las venas varicosas.

Hay un remedio popular ruso que afirma, que hay que colocar rodajas de tomates rojos sobre las venas varicosas y vendar. Se debe dejar de 3 a 4 horas,  varias veces al día hasta que las venas ya no sean visibles.

Siendo realistas, es más fácil incorporar más tomates en su dieta, y colocar una máscara a base de tomate en la zona varicosa.

Ingredientes.

Un tomate.

un limón.

una cucharada de miel.

una cucharada de aceite de oliva.

Instrucciones.

Exprimir el jugo del tomate y limón en un recipiente de vidrio.

Batir el aceite y la miel hasta que esté suave.

Aplicar esta mezcla suavemente sobre la piel, y refrigere cualquier mezcla restante.

Dejar reposar durante unos treinta minutos. Puede colocar una envoltura de plástico sobre la piel,  y  vendar para evitar que se manche la ropa.

Enjuague la mezcla con agua fría.

Secar con una toalla limpia.

Para obtener los mejores resultados, repetir la máscara de 2-3 veces al día durante dos semanas o más.